Peras cake, es temporada de peras

Las peras se encuentran entre esas frutas a las que la gente no presta suficiente atención. Mientras que algunas personas llaman a la fruta la ‘hermanastra fea’ de la manzana, contiene casi los mismos nutrientes y minerales que su hermosa familiar. 

 

Una pera es una fruta dulce y suave que tiene un centro fibroso. Es rica en fibra dietética , compuestos vegetales o fitonutrientes y antioxidantes. 

Si definimos la pera en pocas palabras, es una fruta que contiene todos los nutrientes en un paquete de 100 calorías sin colesterol, sin grasa. 

 

Peras, a tope de power

Los médicos aconsejan a las personas con diabetes y afecciones cardíacas que incluyan peras en su dieta.

 

Siendo una excelente fuente de vitaminas y minerales, las peras colaboran en huesos y articulaciones fuertes, músculos fortificados, textura de piel enriquecida y crecimiento saludable del cabello. También son abastecedoras de antioxidantes que aumentan la inmunidad, previenen el cáncer, mejoran la salud ocular y aumentan el bienestar del corazón.

 

Sin lugar a dudas, las peras son una maravillosa adición a la dieta diaria y brindan una tonelada de de beneficios para la salud y mejorar el bienestar general.

 

 

Peras y queso

 

 

Peras en la cocina

Lo sabemos, las peras son una de esas frutas deliciosas que se comen maravillosamente crudas, pero aquí hay algunas ideas geniales para incorporar las peras en diferentes comidas.

 

Tiene multitud de aplicaciones en la cocina, tanto para su consumo en crudo como cocinada. Las peras que se emplean para cocinar suelen ser más consistentes, con menos sabor y jugo, no ácidas y de larga conservación. Por el contrario, las peras para postre suelen ser jugosas, mantecosas y ácidas, aunque ligeramente dulces y muy aromáticas. 

 

Combina perfectamente con manzana, membrillo, chocolate y jenjibre. Forma parte de muchos postres, pero también se utiliza en ensaladas de frutas, zumos, sorbetes, yogures… Aporta un toque diferente a las ensaladas mixtas, y es deliciosa con cebollas dulces y con hortalizas y verduras ligeramente amargas, como las endibias y los berros. 

 

Matrimonio ideal de quesos como Brie, Camembert, Mascarpone, Cheddar, Roquefort y quesos elaborados con leche de cabra. Ofrece un contraste de sabor muy adecuado con los jamones curados.

 

Receta de peras cake

 

Puestos a elegir, nos hemos decantado por un cake de peras, sencillo y triunfador.

 

Postre de peras

 

 

 

Ingredientes

 

  • 340 gr de harina para todo uso tamizada
  • 345 gr de azúcar 
  • 113 gr de mantequilla blanda, sin sal
  • 60 gr de aceite vegetal
  • 2 cucharaditas levadura en polvo
  • 2 cucharadas extracto de vainilla
  • 4 huevos enteros
  • 82 gr de leche
  • 3 peras maduras enteras peladas y cortadas en rodajas finas
  • Una pizca de sal
  • 1 cucharadita ralladura de limón (opcional)
  • 2 cucharadas azúcar glas para espolvorear después de hornear
  • 55 gr de azúcar morena
  • Canela

 

Elaboración

 

Precaliente el horno a 180º.

 

Pelar y trocear las peras.

 

En un bol de batidora eléctrica, mezcla el azúcar y la mantequilla hasta que estén bien combinados durante aproximadamente 1 minuto.

 

Agrega la vainilla, la ralladura de limón y los huevos. Continua mezclando a alta velocidad durante 1-2 minutos hasta que estén bien combinados.

 

Añade la levadura, la harina tamizada y una pizca de sal. Mezcla de nuevo durante aproximadamente 1 minuto. 

 

Agrega gradualmente la leche y el aceite mientras mezclas a baja velocidad. Mezcla durante otro minuto o dos a baja velocidad.

 

 

Cake de peras

 

 

Cubre el fondo del molde con papel pergamino y engrasa, luego vierte la masa. 

Como sugerencia, un molde unos 25 cm es el mejor tamaño.

 

Después de colocar la masa extiende una capa de peras en rodajas para cubrir toda la masa. Espolvorea un poco de canela y el azúcar moreno encima de las peras.

 

Hornea en un horno precalentado a 180º durante 40 minutos, luego cubre con papel de aluminio y hornea durante otros 10-15 minutos, dependiendo del horno.

 

Inserta un palillo de madera para asegurarte de que esté completamente limpio antes de retirar el bizcocho. Puede tardar menos o un poco más de tiempo dependiendo de la potencia del horno.

 

Sacamos la tarta del horno y cubrimos con un paño de cocina para que se enfríe. Puede tardar hasta 1 hora en enfriarse por completo. 

 

Espolvorea con un poco de azúcar glas justo antes de servir.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *