Embutidos - Mercado de Chamartín

Embutidos

Descubre las charcuterías del Mercado de Chamartín: un paraíso del jamón ibérico y los embutidos

Situado en el corazón de Madrid, el Mercado de Chamartín es un verdadero santuario para los amantes del jamón ibérico y los embutidos de alta calidad.

Este mercado, famoso por su variada oferta gastronómica, alberga algunas de las mejores charcuterías de España, convirtiéndolo en un destino imprescindible para quienes buscan productos auténticos y de procedencia garantizada.

Variedad y calidad en embutidos sin igual

Las charcuterías del Mercado de Chamartín se destacan por su impresionante selección de jamones ibéricos y embutidos artesanos.

Aquí, los visitantes pueden encontrar desde el tradicional jamón ibérico de bellota hasta exquisitas variedades de chorizo, salchichón, y mucho más.

Cada producto es seleccionado cuidadosamente para asegurar la más alta calidad, ofreciendo una experiencia gastronómica que deleita incluso a los paladares más exigentes.

Experiencia de compra única

Comprar en las charcuterías del Mercado de Chamartín es una experiencia única.

Los expertos charcuteros no solo venden, sino que comparten su conocimiento y pasión por los productos, ofreciendo recomendaciones personalizadas y consejos sobre cómo disfrutar mejor de cada pieza.

Ya sea que estés buscando el corte perfecto de jamón a cuchillo o una selección de embutidos o quesos  para una ocasión especial, encontrarás un servicio insuperable y productos de insuperable calidad.

En el universo gastronómico, los embutidos ocupan un lugar especial en la cocina y en el corazón de los gourmets.

Ya sea para un evento familiar, un picoteo entre amigos o para disfrutar de una cena informal, los embutidos ofrecen sabores únicos y una variedad impresionante.

Queremos explorar todo sobre los embutidos: su definición, tipos, características y cómo comprarlos online para recibirlos cómodamente a domicilio.

Jamón ibérico, el embutido español por excelencia

El jamón ibérico es una de las joyas de la gastronomía española, reconocido mundialmente por su sabor excepcional y su calidad superior.

Este tipo de jamón se obtiene de cerdos de raza ibérica, y varias características lo distinguen no solo en términos de proceso de elaboración sino también en sus variadas opciones de curado y alimentación que afectan directamente su sabor y textura.

Raza del Cerdo: Solo los cerdos de raza ibérica, criados en la Península Ibérica, pueden producir el verdadero jamón ibérico. Esta raza tiene la capacidad única de almacenar grasa en sus músculos, lo que contribuye a la veteada y textura melosa del jamón.

Alimentación: La dieta de los cerdos es clave para la clasificación del jamón ibérico. Se divide principalmente en bellota, recebo y cebo, dependiendo de la alimentación que reciben los cerdos durante su fase de engorde.

Curación: El jamón ibérico se cura en un proceso natural que puede durar de 24 a 48 meses. Este largo período de curación es esencial para desarrollar su sabor y aroma complejos.


Variedades de jamón ibérico

Jamón Ibérico de Bellota 100%: Considerado la más alta calidad, proviene de cerdos alimentados exclusivamente con bellotas durante la montanera, la última fase de su vida. Tiene un sabor rico y complejo con una notable untuosidad.

Jamón Ibérico de Recebo: Se obtiene de cerdos que se alimentan de una combinación de bellotas y piensos. Este tipo ofrece un equilibrio entre el sabor intenso del bellota y el perfil más suave del cebo.

Jamón Ibérico de Cebo: Proviene de cerdos alimentados con piensos, lo que resulta en un sabor más suave y una textura menos oleosa comparado con el de bellota.

Cada tipo de jamón ibérico ofrece una experiencia única, adaptándose a diferentes paladares y ocasiones, lo que lo convierte en un producto versátil y apreciado en el mundo entero.

¿Qué son los embutidos?

Los embutidos son productos cárnicos procesados que se obtienen a partir de la mezcla de carne picada, especias y otros ingredientes, que luego son embutidos en una tripa natural o sintética.

Esta categoría incluye desde el jamón y el chorizo hasta la mortadela y las salchichas. Los métodos de elaboración pueden ser artesanales o industriales, cada uno con su toque distintivo.

Tipos de embutidos

Los embutidos se pueden clasificar en diversas categorías, dependiendo de su método de curación, origen y tipo de carne utilizada:

Ibéricos: Procedentes del cerdo ibérico, destacan el jamón ibérico de bellota, el lomo embuchado y el chorizo ibérico.

Artesanales y caseros: Estos embutidos se caracterizan por su elaboración tradicional y recetas transmitidas de generación en generación. Ejemplos son la butifarra y la sobrasada artesanal.

Gourmet: Aquellos de alta calidad y usualmente de producción limitada, como la cecina de León o el fuet de Vic.

Especiales para cocción: Incluyen productos como morcillas, chistorra y longanizas, ideales para cocinar y añadir a diferentes platos.

Embutidos tradicionales

Los embutidos artesanos representan una rica tradición culinaria que se ha transmitido a través de generaciones, manteniendo métodos de producción que priorizan la calidad y el sabor auténtico sobre la producción masiva.

Estos productos son elaborados utilizando técnicas ancestrales y suelen ser producidos en pequeñas cantidades por artesanos expertos.

A continuación, destacamos algunos tipos de embutidos artesanos que son particularmente apreciados por su sabor y calidad únicos.

Chorizo Artesano: Este es uno de los embutidos más populares en España y en muchas partes del mundo. Se elabora con carne de cerdo picada, que se adereza con pimentón, ajo y otras especias antes de ser embutida en tripas naturales. El chorizo puede ser curado al aire durante varias semanas.

Salchichón Artesano: Similar al chorizo en su proceso de elaboración, el salchichón se diferencia por su mezcla de especias, que suele ser más suave y con menos pimentón. La mezcla de carnes puede incluir tanto cerdo como ternera, ofreciendo un sabor distintivo y una textura firme.

Sobrasada: Este embutido típico de las Islas Baleares se hace con carne de cerdo picada y pimentón rojo, lo que le da su color característico. La sobrasada es más suave y se puede untar, siendo ideal para tostadas y como base para salsas.

Fuet: Originario de Cataluña, el fuet es un embutido delgado y curado que se caracteriza por su sabor ligeramente picante y su textura seca. Es perfecto para comer solo o acompañado de pan con tomate.

Butifarra: Otra gloria de la tradición charcutera catalana, la butifarra puede encontrarse en diversas variantes, desde frescas hasta curadas. Las butifarras se consumen frecuentemente en platos cocidos, aunque las versiones curadas son excelentes para disfrutar en crudo.

Estos embutidos artesanos no solo destacan por su sabor excepcional, sino también por su capacidad de conectar a las personas con la historia y la cultura de su lugar de origen.

Disfrutar de estos embutidos es una experiencia que va más allá del paladar, es un viaje gastronómico a través del tiempo y las tradiciones.

¿Cómo comprar embutidos online?


Comprar embutidos online se ha convertido en una forma conveniente y eficiente de acceder a productos de calidad desde cualquier lugar.

Pero siempre ten en cuenta elegir tiendas especializadas: las charcuterías del Mercado de Chamartín tienen años de experiencia en la selección y comercialización de embutidos, opciones para facilitar la compra 'cerca de mí' que aseguran frescura y rapidez en la entrega.

Parte de nuestra reputación se comprueba por las opiniones de los clientes y la alta valoración que se otorga a los profesionales charcuteros y a los productos en venta.

Tan sólo tenéis que ver y valorar por vosotros mismos la cantidad de opiniones favorables de 5 estrellas que tenemos en Google maps para daros cuenta que somos la mejor elección a la hora de comprar embutidos de calidad y de marcas destacadas, lo que nos otorga el honor de saber que somos desiguales frente a la competencia.